¿Sabías que la agricultura contribuye considerablemente a las consecuencias del cambio climático? Y es que representa el 10% de las emisiones de gases totales de efecto invernadero generadas por la Unión Europea (UE). Una cifra que produce aún más escalofríos si tenemos en cuenta el crecimiento previsto de la población mundial y, por consiguiente, el aumento de la demanda global de alimentos, prevista en un 70% en las próximas décadas.
 
 
 
calendario de las ferias de agricultura en España
 
 
 
La agricultura se ha convertido en uno de los sectores económicos de mayor impacto ambiental. Pero, a su vez, ésta también se ve afectada por los efectos del cambio climático. Ante esta realidad, reducir la cantidad de alimentos producidos por la agricultura no es una solución viable. La UE necesita disminuir urgentemente las emisiones de gases de efecto invernadero en su agricultura, adecuando su método de producción alimentaria para luchar contra el cambio climático.
 
En este artículo, descubriremos la estrecha relación que se ha establecido entre la agricultura y el cambio climático. ¿Cómo afecta en realidad el cambio climático en la agricultura?, ¿cuáles son sus efectos y consecuencias? y ¿cómo influye la agricultura en el cambio climático? son algunas de las cuestiones a las que los especialistas en plantas de energías renovables damos respuesta.
 

EL Cambio Climático y la Agricultura

 
 
cambio climático agricultura
 

Efectos del cambio climático en la agricultura

Se prevé que el calentamiento atmosférico origine un impacto significativo en la agricultura, el dióxido de carbono, el deshielo, las temperaturas y precipitaciones. Y las consecuencias del cambio climático en la agricultura dependerán, en líneas generales, del balance de todos estos efectos en los próximos años.
 
  • El cambio climático ya ha alterado la duración de la estación de crecimiento en algunas partes del continente europeo. De hecho, las épocas de floración y cosecha de cereales se acostumbran a adelantar varias jornadas, aunque este fenómeno variará en función de la región.
  • Como la temperatura promedio de la tierra está aumentando progresivamente, también se está viendo afectada la productividad agraria de algunas zonas. Por ejemplo, se ha limitado la producción en el sur de Europa, debido a las extremas olas de calor y por la reducción de las precipitaciones. En cambio, las cosechas del norte de Europa podrían multiplicarse por los periodos sin heladas. En algunas zonas del mediterráneo, el estrés hídrico y térmico de los meses estivales podría obligar a trasladar algunas producciones a invierno.
  • También se concluye que el rendimiento de las cosechas anuales sea imprevisible, como consecuencia de sucesos meteorológicos extremos, así como la proliferación de algunas especies invasoras, como insectos o malas hierbas y otras enfermedades.
En definitiva, el cambio climático está afectando a la agricultura de varias maneras: en términos de cantidad y calidad de los cultivos; a través de los cambios del uso del agua, herbicidas, pesticidas y fertilizantes; en el sistema de drenaje de los suelos, la erosión y en la reducción de la diversidad de cultivos.
 
Aunque gran parte de estas proyecciones sean inciertas, especialmente por la incertidumbre que gira en torno a las consecuencias reales del cambio climático, la agricultura se está viendo amenazada en muchos países. Por ejemplo, un estudio publicado en la prestigiosa revista Science concluye que “debido al cambio climático, Sudáfrica podría perder para el año 2030 más del 30% de su cosecha principal, el maíz”.
 
 
 

Efectos de la agricultura sobre el cambio climático

Tal y como afirman los especialistas de la Agencia Europea de Medio Ambiente, “los alimentos que consumimos han sido producidos, almacenados, elaborados, envasados, transportados, preparados y servidos. Y, como es obvio, en cada una de estas fases se liberan gases de efecto invernadero a la atmósfera”, favoreciendo al cambio climático.
 
¿Tienes en cuenta que la agricultura en sí es el principal contribuyente en incrementar las emisiones de metano y óxido nitroso en el planeta, dos potentes gases de efecto invernadero?
 
  • La deforestación libera cantidades extremadamente preocupantes de CO2.
  • El cultivo de arroz y la fermentación entérica del ganado emiten gases metano.
  • La aplicación de fertilizantes también libera cantidades significativas de óxido nitroso.
  • La quema de biomasa que emite metano y óxido de nitrógeno en cantidades importantes.
La agricultura, por lo tanto, también puede producir efectos muy dañinos en el clima, con la producción y liberación de gases de efecto invernadero. Por esta razón, es de vital importancia la introducción de soluciones agrícolas basadas en una agricultura de precisión, que promuevan la buena praxis en relación al medio ambiente, con el uso de abonos y fertilizantes ecológicos, entre otras acciones.
 
>> Si no te quedó claro en su momento, no te pierdas nuestros artículos: “Reducción de los módulos en agricultura de España en el año 2018 y ¿Sabías que existen ayudas para jóvenes agricultores?”.
 
reduccion-modulos-agricultura