ELEGIR EL MEJOR CULTIVO EN TÉRMINOS DE RENTABILIDAD

ELEGIR EL MEJOR CULTIVO EN TÉRMINOS DE RENTABILIDAD

Con el objetivo de maximizar la rentabilidad de las explotaciones de sus clientes, la división de Agricultura de SUEZ, trabaja desde hace tiempo en la personalización de soluciones integrales para adaptar en cada caso las características de cada finca a las soluciones más adecuadas desde diferentes puntos de vista: Adaptación al cambio climático, aprovechamiento de los recursos hídricos, mecanización de las tareas de manejo y optimización del consumo de agroquímicos. Consiguiendo en conjunto una explotación, económicamente más rentable y medioambientalmente más sostenible. 

El gerente de la empresa Agropecuaria El Vicario, propietario entre otras de una finca de 130ha de regadío y actualmente dedicada a cultivos anuales, en búsqueda de nuevos modelos de negocio que le permitiera aumentar la rentabilidad de la finca, se reunió con el equipo de expertos de SUEZ para que le asesorara y poder realizar una transformación de su finca. Ello incluyó:

  1. Asesoramiento en el conjunto de las decisiones agronómicas: la elección del patrón y variedad más adecuado, dotación de riego, sistema de recolección, marco de plantación, etc…
  2. Preparación del terreno.
  3. Suministro y plantación del material vegetal
  4. Diseño y construcción de la instalación hidráulica.
  5. Tecnología asociada al correcto manejo de la explotación: Equipos de fertirrigación, sensorica de suelo y evaluación inicial y continuada de la explotación gracias a la teledetección.
  6. Elaboración de un plan de negocio completo asociado a una oferta financiera

Tras evaluar las condiciones particulares de la finca, en colaboración continua con los expertos del departamento de mejora vegetal del CEBAS-CSIC, en esta primera fase se eligió un sistema de cultivo de almendro variedad Penta con pie franco y un marco de plantación de 6 x 5 m, y se diseñó un sistema de riego dividido en varios bloques de riego teniendo en cuenta el mapeo digital del suelo realizado previamente. Ello permite que el riego se pueda realizar de manera automática, así como el abonado mediante la inyección de abonos líquidos. Todo ello controlado exhaustivamente mediante la red de sensores instalados en la finca.  Tras el estudio previo de la finca se aprovecharon las instalaciones de riego existentes adaptándolas a los nuevos requerimientos teniendo como criterio minimizar la inversión inicial y garantizar el correcto funcionamiento de la instalación durante muchos años en los momentos de mayor demanda hídrica y haciendo un uso del agua, energía y fertilizantes lo más eficiente posible. 

La FAO estima que la producción de alimentos deberá incrementarse al menos un 70% para el año 2050 para poder alimentar a los 9.700 millones de personas que se espera vivan en el mundo en ese año. Sin embargo, los recursos son ya limitados y debemos asegurar la protección del medio ambiente, un gran reto que requiere de soluciones inteligentes y eficientes. En este contexto, se hace necesario preparar la agricultura y modernizarla para que sea capaz de hacer frente a los grandes retos que plantea la crisis climática que atravesamos.

Más Información

Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.