Las Cinco Villas, un paraíso para el cultivo de la almendra ecológica

Las Cinco Villas, un paraíso para el cultivo de la almendra ecológica

Enclavada en la comarca de las Cinco Villas, en el municipio zaragozano de Sádaba, al norte de la capital maña, Alfredo Bailo cuenta con una finca de 17 hectáreas en las que cultiva almendro ecológico. Bailo es ingeniero técnico agrícola y un enamorado del campo, pues compatibiliza su trabajo en una empresa de fertilizantes con el cultivo de su explotación.

En su búsqueda hacia una óptima gestión agronómica, Suez Agriculture se erige como el asesor de cabecera y el aliado tecnológico para caminar de la mano de Alfredo, prestándole su amplio paquete de servicios especializados para llevar a cabo el mejor manejo posible del cultivo, garantizándole el mejor rendimiento y rentabilidad.

La comarca de las Cinco Villas, nombre que proviene de los términos aglutinados en torno a sus cinco villas históricas, Ejea de los Caballeros, Tauste, Sádaba, Sos del Rey Católico y Uncastillo, cuenta con una gran tradición de regadío, que prácticamente supone la mitad de la superficie de cultivo. Esto se debe a su ubicación privilegiada, con abundantes recursos hídricos naturales, así como procedentes del Plan Bárdenas, lo que facilita la apuesta por un cultivo de alto valor añadido.

Sumario: LA COMARCA DE LAS CINCO VILLAS CUENTA CON UNA GRAN TRADICIÓN DE REGADÍO, LO QUE FACILITA LA APUESTA POR UN CULTIVO DE ALTO VALOR AÑADIDO

Suez Agriculture se ha encargado de la ampliación del proyecto inicial puesto en marcha por Alfredo de forma individual, que constaba de 12 hectáreas. En esta segunda fase, la empresa ha asumido la gestión integral de otras 5 hectáreas, además de hacerse cargo de la mejora del riego y de los servicios tecnológicos de las 12 hectáreas iniciales.

Durante el transcurso del proyecto, los técnicos de Suez Agriculture han evidenciado notables diferencias respecto a la velocidad de desarrollo de ambos cultivos, de forma que está previsto que ambas plantaciones puedan entrar en producción de forma simultánea, lo que significa una importante fortaleza, ya que se gana en precocidad y, por lo tanto, se acortan los plazos de amortización. En concreto, en las 5 últimas hectáreas se va a adelantar la producción en una campaña.

Alfredo se muestra muy satisfecho por esta mejora, a la que se une la puesta en funcionamiento del riego inteligente, que le proporciona el control del riego de su explotación en tiempo real y un importante ahorro en agua. En este sentido, como la finca no contaba con hidrante, Suez Agriculture inició la construcción de una balsa de regulación y, a pesar de haber realizado el estudio previo de suelo, de clima y de agua, durante las obras, se encontró con un obstáculo: el descubrimiento de roca durante la excavación. Lo que generaría un retraso y una mayor inversión para cualquier agricultor, tuvo fácil solución para Alfredo, gracias al compromiso que Suez Agriculture adquiere con sus clientes. La empresa se encargó de resolverlo para que Alfredo dispusiera de la balsa de regulación lo antes posible y sin sobrecoste para él.

La comunidad de regantes a la que pertenece Alfredo dispone de un sistema de riego por acequias, compatible con la construcción de elementos de regulación como son las balsas, que Suez Agriculture ha llevado a cabo para complementar las necesidades hídricas en los meses de mayores temperaturas, julio y agosto. En esta comarca se emplea, mayoritariamente, agua superficial, procedente de ríos, con un rango de consumo medio de entre 15.000 y 20.000 metros cúbicos por hectárea y año, mientras que el régimen que utiliza Suez Agriculture para la gestión integral de la explotación de Alfredo se sitúa entre 5.000 y 6.000 metros cúbicos por hectárea y año, lo que significa reducir el gasto de agua hasta un tercio del consumo medio de la zona.

La gestión del riego de la plantación, aportada en el momento preciso y de la mejor forma posible, a través de un sistema de goteo, permite una labor de fertirrigación que optimiza el gasto en insumos, no sólo en lo relativo al agua, sino también en consumo de fertilizante y energía, aumentando la productividad por hectárea y reduciendo la incidencia de plagas y enfermedades de la planta.

Sumario: LA GESTIÓN ESPECIALIZADA DEL RIEGO PERMITE AHORRAR AGUA, FERTILIZANTES Y ENERGÍA, REDUCIENDO LA INCIDENCIA DE PLAGAS Y ENFERMEDADES

También es importante destacar la eficiencia del riego, es decir, cómo aprovecha el cultivo cada litro de agua que recibe: en un sistema de riego inundable, la planta se queda con un rango de entre un 30 y un 50%; en el caso de la aspersión, se llega al 85% de eficiencia; mientras que el goteo alcanza un 95% de eficiencia por cada litro de agua aportado al cultivo.

 

La rentabilidad se multiplica por cinco

Consumiendo tres veces menos de agua, la rentabilidad se multiplica por cinco, es decir, se pasa de alrededor de 1.000 euros por hectárea a un rango que oscila entre los 3.000 y 5.000 euros por hectárea. Por cambiar de sistema de riego, de inundación a goteo, y por pasar a un tipo de cultivo intensivo de alto valor.

Todo ello, sin contar las ayudas correspondientes de la Política Agraria Común (PAC), y tomando como base un precio medio de 3,5 euros por cada kilo de pepita de almendra, una cotización que se ha estimado bajo un planteamiento conservador, teniendo en cuenta que se trata de una variedad ecológica que actualmente tiene un precio de mercado que ronda los 8 euros por kilo de pepita.

En la comarca de las Cinco Villas hay grandes superficies de cultivos extensivos (de maíz, alfalfa y cebada). Mientras que muchos agricultores ya disponen de hidrante para instalar goteo en sus parcelas, hay comunidades de regantes con riego tradicional que tienen que apostar por balsas de regulación y elementos de bombeo, como ha sido el caso de Alfredo. A pesar de partir de peores condiciones, Alfredo ha contado con uno de los puntos fuertes de Suez Agriculture: la seguridad que ofrece la gestión integral de sus proyectos, lo que le ha permitido contar con un único interlocutor para abastecerse de todos los servicios, desde la planta certificada hasta la tecnología de riego.

 

Somos agricultores”

En el caso de que el cliente lo estime oportuno, Suez Agriculture no se marcha después de realizar un proyecto, sino que acompaña al agricultor en todo momento como asesor y gestor especializado en las necesidades agronómicas e hídricas. Bajo el lema “somos agricultores”, sus técnicos trabajan desde la empatía y poniéndose en la piel del productor en cada fase del proceso productivo. Por eso, Suez Agriculture comparte el mismo objetivo que el productor, desarrollar una explotación para obtener la mayor rentabilidad posible. Por ello, al diseñar cada proyecto, se tienen en cuenta todos los factores y variables. En el caso de la finca de Alfredo, Suez Agriculture ha modificado el marco de plantación por otro más acorde a las características del terreno, teniendo en cuenta su orografía, salpicada de pendientes, facilitándole las labores de gestión del cultivo, como por ejemplo la recolección.

La empresa es el aliado tecnológico estratégico para la toma de decisiones sobre cultivos de alto valor, facilitando el cambio de modelo productivo, evitando errores y reduciendo al mínimo los riesgos asociados con este tipo de proyectos, gracias al asesoramiento personalizado de los profesionales más cualificados y la tecnología agronómica más avanzada.

Más Información

Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.