Nogal, una alternativa rentable en la Península Ibérica

Nogal, una alternativa rentable en la Península Ibérica

España cuenta con alrededor de 14.000 hectáreas de superficie de cultivo de nogal, según los datos del Ministerio de Agricultura, lo que arroja un nivel de producción de unas 21.000 toneladas de nuez en grano, lo que significa una media de 1.500 kilos de grano por hectárea. Estas cifras arrojan un valor económico de algo más de 50 millones de euros, con una cotización media que roza los 2,5 euros el kilo de nuez en grano.

En el periodo que va de 2014 a 2018, el área dedicada a cultivar nogal en España ha aumentado más de un 35%, lo que ha provocado, en paralelo, un incremento superior al 6% del volumen cosechado, así como de casi un 4% en los ingresos percibidos por este fruto seco. Es importante el dato de superficie cultivada bajo régimen de regadío, que es mayoritaria y roza las 8.000 hectáreas.

Por comunidades autónomas, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Cataluña concentran el grueso de territorios con el mayor número de hectáreas de cultivo de nogal y, por lo tanto, son las principales productoras de nuez en grano. A ellas hay que añadir el potencial que posee Portugal, con más de 4.000 hectáreas, principalmente, en el entorno del pantano de Alqueva, en el sur del país, que aglutina más de 2.000 hectáreas.

Las mejores zonas para cultivar coindicen con el cultivo del nogal

Las zonas de mayor producción coinciden con las principales características y requisitos que necesita el nogal para un buen desarrollo, pues se trata de una especie con unas elevadas necesidades hídricas, de entre 3.500 y 9.000 metros cúbicos por hectárea y año, que no soporta los suelos con tendencia a encharcarse, ni los demasiado calcáreos, ni las condiciones de salinidad.

España importa al año unas 10.000 toneladas de nuez, prácticamente, todas ellas, procedentes de Estados Unidos, principal país productor, seguido muy de cerca por China, pues ambos aglutinan más de dos tercios de la cosecha mundial cada año. Este dato de importación pone de relieve que el nogal es un cultivo con amplio margen de desarrollo, puesto que en España se consume más nuez de la que el país es capaz de producir, además de que es un fruto seco con una demanda mundial en auge, por sus bondades, que la hacen muy presente en la dieta mediterránea, al contar con unas excelentes propiedades organolépticas, un elevado valor energético y una alta capacidad nutritiva, muy valorado por nutricionistas y deportistas, por sus efectos reguladores del colesterol y sus beneficios cardiovasculares.

El nogal: alternativa rentable en la península

El nogal se configura como una alternativa rentable para amplias zonas de la Península Ibérica, principalmente, en aquellas que cuenten con acceso a recursos hídricos suficientes, puesto que el éxito de su buen desarrollo dependerá de una óptima gestión del riego, debido a las especiales necesidades de este frutal. A partir de ahí, ya hay mucho camino recorrido, pues se trata de un fruto seco con buenas perspectivas de venta y cuenta con material vegetal disponible.

Además, en la última década se han desarrollado grandes avances en la tecnología específica dedicada a este cultivo, lo que ha incrementado la productividad y lo ha acercado más a un frutal que a un fruto seco. A ello se une la experiencia acumulada en torno a este cultivo en España, así como para una correcta aplicación del riego y la fertilización, así como en el diseño de los marcos de plantación más adecuados. También es muy importante tener en cuenta la calidad de la planta, algo que en España está garantizado, pues desde 2016 el nogal está regulado como especie frutal y existe un amplio abanico de materiales donde poder elegir en los viveros.

Retos para asentar el cultivo del nogal

A pesar de ello, aún quedan retos pendientes de resolver. La comercialización de nuez aún está muy atomizada, por lo que se hace necesaria la agrupación de productores. También es recomendable la apuesta por nuevas variedades que den respuesta a las exigencias climáticas, tanto a las zonas con menos horas de frío como a aquellas más tempranas en maduración para anticiparse a la entrada de la nuez californiana en el mercado europeo. También hay que tener en cuenta las exigencias del consumidor, que demanda unos estándares de tamaño concretos, en cáscara, algo que debe casarse con el hecho de que los árboles de mayor edad producen más kilos, pero de menor calibre. Además, no todas las explotaciones disponen de sistemas de cosecha y postcosecha que permitan garantizar una calidad estándar, sobre todo, las de menor tamaño.

En una economía global donde los precios de cotización de un producto los marcan los mercados internacionales es imprescindible ofrecer un valor añadido que nos diferencie del resto. Para ello, nada mejor que apostar por la calidad sustentada en productos de excelentes cualidades organolépticas, homogéneos y de buen calibre, recolectados y procesados de forma óptima, sin restos de plaguicidas y cultivados mediante un sistema ecológico cuando sea posible. En España se dan las condiciones para ello y, aunque sea difícil competir con otros modelos productivos como los empleados en Estados Unidos, cuya base es la intensificación y el uso masivo de insumos, el agricultor de nogal español tiene otras ‘armas’ a su alcance para obtener una gran rentabilidad por su cultivo.

Aumentar la rentabilidad de la mano de un especialista como Suez Agriculture

Para conseguir el éxito en la producción de nuez, es fundamental minimizar los riesgos a la hora de tomar decisiones en este tipo de proyectos, ya que la rentabilidad del proyecto está determinada por un análisis previo de viabilidad técnica y económica, un diseño optimo del proyecto, una ejecución correcta del proyecto y una gestión adecuada de la finca. En este sentido la optimización de los recursos productivos juega un papel fundamental en este cultivo.

De ahí la importancia de caminar de la mano de especialistas como Suez Agriculture, la división técnica experta en la optimización del uso del agua para regadío, que ofrece de forma integral y llave en mano un amplio abanico de servicios tecnológicos y agronómicos diseñados para el manejo de cultivos de alto valor añadido, como es el caso del aguacate. Para ello, cuenta con el respaldo y los recursos técnicos y humanos de esta multinacional, una de las compañías líderes en el mundo en la gestión de recursos hídricos y servicios medioambientales, lo que se traduce en asesoramiento personalizado al agricultor para que obtenga la máxima competitividad y rentabilidad de su explotación, garantizando la calidad de la producción y los más altos estándares de sostenibilidad en el modelo de cultivo, un aspecto cada vez más demandado por las grandes cadenas de distribución internacional, que exigen a sus proveedores productos certificados en calidad, sanidad vegetal y de mínimo impacto medioambiental, empujados por la creciente demanda por parte de los consumidores, cada vez más responsables con su entorno, lo que les lleva a estar dispuestos a pagar más por este tipo de productos alimentarios.

En este contexto, una de sus máximas se centra en producir más con menos, lo que motiva a Suez Agriculture para que sus proyectos se adecúen al contexto actual de aumento demográfico y el consiguiente incremento en la demanda de alimentos y recursos, cambio climático, protección del medioambiente y escasez de agua y suelo.

Para abordar con éxito estos desafíos, poniendo a disposición del cliente el mayor rendimiento posible de sus explotaciones, en armonía con la sostenibilidad, Suez Agriculture desarrolla sistemas de cultivo de alta eficiencia adaptados a las características particulares de la finca, que integran todos los eslabones del proyecto y las fases del ciclo de producción, partiendo de un análisis previo que permite elegir la mejor opción técnica y económica para cada finca. El análisis incluye las características de la parcela (estudio de clima, agua, suelo y orografía), el marco de plantación, la orientación y la variedad a utilizar, el sistema de riego, diseñado con óptimos criterios agronómicos, hidráulicos y energéticos para garantizar la máxima rentabilidad de las instalaciones durante su vida útil.

Suez Agriculture se apoya en las nuevas tecnologías y las energías renovables para alimentación energética del bombeo donde es viable técnica y económicamente. TICs que también utiliza en la fase de gestión de la finca, incorporando imágenes por satélite y modelos predictivos, tanto de cosechas como de plagas y enfermedades. Tras la recolección, Suez Agriculture se implica también en el análisis de ciclo de vida, mediante el estudio de la huella hídrica y la huella de carbono, mediante la certificación de estas como garantía sostenible ante los mercados. Y para unificar todas las partes del proyecto, está desarrollando una plataforma inteligente que integra la tecnología blockchain, para monitorizar, optimizar y digitalizar todas las fases de cada proyecto, desde la primera visita a finca que realiza un técnico de Suez Agriculture hasta el consumidor final.

 

Documentación y bibliografía:

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

http://www.agro-alimentarias.coop/ficheros/doc/05975.pdf

https://www.mercasa.es/media/publicaciones/243/1534000212_Almendras_pistachos_y_nueces_impulsan_el_sector_de_frutos_secos_en_Espana.pdf

https://issuu.com/horticulturaposcosecha/docs/el_cultivo_del_nogal_en_el_mundo/1?ff

 

Más Información

Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.