Pistacho, un cultivo imparable

Pistacho, un cultivo imparable

España cuenta con un total de 39.456 hectáreas de superficie dedicada al cultivo de pistacho, según los datos que maneja el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, correspondientes al informe de ‘Superficies y producciones anuales de cultivo’ de 2019. Una cifra que desciende hasta las 32.114 hectáreas si se tiene en cuenta el dato publicado en la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (ESYRCE) de 2019.

De una u otra forma, la evolución ascendente del área dedicada a pistacho en el territorio nacional es imparable e incuestionable. En 2017 había 15.847 hectáreas, mientras que en 2018 se registraron 20.415 hectáreas, datos muy alejados de los de 2019 y que, a buen seguro, se verán sobrepasados nuevamente cuando se publiquen los relativos al cierre del ejercicio 2020. A lo largo del último lustro, las hectáreas de pistacho en España se han incrementado más de un 300%.

Por territorios, destaca Castilla-La Mancha, que lidera el ranking de superficie dedicada a este fruto seco, superando ya las 30.000 hectáreas (30.013), seguida de Andalucía, que cuenta con 3.587; Castilla y León, con 1.686; Extremadura, con 1.257; y, con áreas menores del millar de hectáreas, la Región de Murcia, con 825; Madrid, con 743; Aragón, con 620; y Cataluña, con 472.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo superficie cultivada que la que ya se encuentra en producción, pues el pistachero es un árbol que no comienza a dar frutos comercializables hasta el cuarto-quinto año desde su plantación, en función de la gestión agronómica que se haya realizado; a partir de los ocho años de vida, el rendimiento será prácticamente óptimo, una madurez del árbol que se alcanza llegado el décimo aniversario.

En este sentido, la superficie en producción disponible en España dista mucho de la cultivada y, según los datos del Ministerio de Agricultura, el área con potencial productor apenas llega a 14.000 hectáreas (13.815), lo que significa que poco más de un tercio de la extensión dedicada a este fruto seco se encuentra en condiciones de dar pistacho comercializable.

Expectativas en alza

El meteórico crecimiento del área dedicada a pistacho se debe al enorme potencial que presenta, con una demanda en alza, que está empujando a los agricultores hacia la necesaria tecnificación y profesionalización de este sector. El pistachero es un árbol originario de zonas desérticas y salinas, capaz de sobrevivir en condiciones climatológicas adversas. Para su desarrollo, requiere inviernos relativamente fríos, con una humedad ambiental baja, y veranos largos y calurosos, por lo que no todas las zonas geográficas de España son óptimas para su cultivo; eso sí, la mano del hombre y la tecnología pueden echar una mano para que su cultivo sea posible, incluso, en condiciones relativamente adversas.

Las perspectivas de futuro del pistacho son muy esperanzadoras y aún queda mucho margen de mejora. El precio medio percibido por el agricultor, según el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal del gobierno de Castilla-La Mancha, se ha situado en una horquilla de entre 4,5 y 8,8 euros el kilo de producto seco y pelado, si bien, las cotizaciones más altas se las llevan aquellas partidas de mayor calibre y cultivadas en régimen ecológico, que es el mayoritario en La Mancha, la región más madura en el territorio nacional y que ha de servir de espejo para las demás que quieran mejorar sus rendimientos. La mayoría de la producción española se destina a la exportación, a los mercados más exigentes de Europa, que demandan calidad certificada y producción ecológica, de ahí el margen de mejora, pues España representa apenas el 0,2% de la producción mundial.

En cuanto a la competencia, el pistacho, originario de Siria, se cultiva, principalmente, en Estados Unidos (California) e Irán, seguidos a distancia por Turquía, China, el propio país sirio, Grecia, Italia, Túnez, Afganistán y España. El saldo comercial español, históricamente, es negativo por un amplio margen: el valor de las importaciones duplica al de las exportaciones, lo que da idea de las perspectivas favorables para el productor nacional, pues no es capaz de abastecer toda la demanda del consumo doméstico, además de que está muy enfocado hacia el exterior, pues es ahí donde el público está dispuesto a pagar más por un producto ecológico y de mayor calidad.

La salud, un valor añadido

Son numerosas las investigaciones científicas que detallan los beneficios que aporta para la salud la ingesta de pistachos de forma moderada, un fruto seco que ayuda a regular el estrés, combatir la obesidad e, incluso, disminuir el dolor de la menstruación. Además, contribuye a regular el colesterol y mantener una presión arterial normal, mejorando la salud cardiaca, según una investigación liderada por la profesora universitaria de Nutrición Humana en la Universidad Rovira i Virgili (URV), Mònica Bulló.

El pistacho es una fuente de vitaminas y minerales, pues es rico en tiamina (vitamina B1) y vitamina B6, y una fuente de riboflavina, vitamina E, vitamina K y ácido fólico. Además, contienen cromato de potasio, cobre, manganeso, hierro, selenio y zinc; así como fitoquímicos, luteína y zeaxantina (carotenoides), además de favorecer el control de los niveles de azúcar en sangre.

El regadío, esencial para mejorar

Las principales condiciones para el óptimo cultivo de pistacho son veranos largos y calurosos, humedad relativa no excesiva, inviernos fríos o muy fríos, lluvias moderadas, áreas con viento que facilitan la polinización natural, suelos franco-arenosos, calcáreos, profundos, bien drenados y con un pH entre 6 y 8. La selección de la planta, así como el injerto, las labores agronómicas, la poda, la  recolección y la comercialización son también factores esenciales para obtener mayor beneficio por parte del agricultor, aunque el principal condicionante es el regadío.

Precisamente, se trata de un factor que también ofrece una gran horquilla de mejora, pues España aún cuenta con el doble de superficie cultivada en régimen de secano que en regadío. Con una apuesta de gestión integral de la plantación, el agricultor puede pasar de rendimientos de 500-600 kilos por hectárea en secano a una horquilla de entre 1.500-3.000 kilos por hectárea.

Además de estas mejoras técnicas y tecnológicas, los productores de pistacho aspiran a conseguir una denominación de origen o indicación geográfica protegida que ponga en valor la calidad de los frutos cosechados para mejorar sus cotizaciones en los mercados. Así lo vienen demandando en Castilla-La Mancha, apostando por la marca ‘Magno Pistacho’. Mientras la región manchega representa entre el 70 y el 75% de la producción de pistacho en España, el resto de comunidades autónomas tienen el punto de mira puesto en intentar imitar al ‘vecino manchego’, conocer mejor los entresijos de este cultivo y buscar la implementación de fórmulas de gestión para una óptima adaptación en cada territorio, a sabiendas de que se trata de un cultivo alternativo y rentable para el agricultor.

Suez, el aliado estratégico

En esta búsqueda de alternativas y de cultivos de mayor valor añadido, Suez Agriculture se erige como el aliado estratégico para minimizar los riegos y garantizar el éxito de apostar por un fruto seco como el pistacho, pues cuenta con un amplio equipo de especialistas que viene respaldado por el servicio de la multinacional Suez. La rentabilidad del proyecto está determinada por un análisis previo de viabilidad técnica y económica, un diseño optimo del proyecto, una ejecución correcta del proyecto y una gestión adecuada de la finca. En este sentido la optimización de los recursos productivos juega un papel fundamental en este cultivo. De ahí la importancia de caminar de la mano de especialistas como Suez Agriculture, la división técnica experta en la optimización del uso del agua para regadío, que ofrece de forma integral y llave en mano un amplio abanico de servicios tecnológicos y agronómicos diseñados para el manejo de cultivos de alto valor añadido, como es el caso del pistacho.

Para ello, cuenta con el respaldo y los recursos técnicos y humanos de Suez, una de las compañías líderes en el mundo en la gestión de recursos hídricos y servicios medioambientales, lo que se traduce en asesoramiento personalizado al agricultor para que obtenga la máxima competitividad y rentabilidad de su explotación, garantizando la calidad de la producción y los más altos estándares de sostenibilidad en el modelo de cultivo, un aspecto cada vez más demandado por las grandes cadenas de distribución internacional, que exigen a sus proveedores productos certificados en calidad, sanidad vegetal y de mínimo impacto medioambiental, empujados por la creciente demanda por parte de los consumidores, cada vez más responsables con su entorno, lo que les lleva a estar dispuestos a pagar más por este tipo de productos alimentarios.

En este contexto, una de sus máximas se centra en producir más con menos, lo que motiva a Suez Agriculture para que sus proyectos se adecúen al contexto actual de aumento demográfico y el consiguiente incremento en la demanda de alimentos y recursos, cambio climático, protección del medioambiente y escasez de agua y suelo.

Para abordar con éxito estos retos, poniendo a disposición del cliente el mayor rendimiento posible de sus explotaciones, en armonía con la sostenibilidad, Suez Agriculture desarrolla sistemas de cultivo de alta eficiencia adaptados a las características particulares de la finca, que integran todos los eslabones del proyecto y las fases del ciclo de producción, partiendo de un análisis previo que permite elegir la mejor opción técnica y económica para cada finca. El análisis incluye las características de la parcela (estudio de clima, agua, suelo y orografía), el marco de plantación, la orientación y la variedad a utilizar, el sistema de riego, diseñado con óptimos criterios agronómicos, hidráulicos y energéticos para garantizar la máxima rentabilidad de las instalaciones durante su vida útil.

Para ello, Suez Agriculture se apoya en las nuevas tecnologías y las energías renovables para alimentación energética del bombeo donde es viable técnica y económicamente. TICs que también utiliza en la fase de gestión de la finca, incorporando imágenes por satélite y modelos predictivos, tanto de cosechas como de plagas y enfermedades. Tras la recolección, Suez Agriculture se implica también en el análisis de ciclo de vida, mediante el estudio de la huella hídrica y la huella de carbono, mediante la certificación de estas como garantía sostenible ante los mercados. Y para aunar todas las partes del proyecto, está desarrollando una plataforma inteligente que integra la tecnología blockchain, para monitorizar, optimizar y digitalizar todas las fases de cada proyecto, desde la primera visita a finca que realiza un técnico de Suez Agriculture hasta el consumidor final.

Optimización de los recursos

En el caso específico del sur de la Península Ibérica (Andalucía, Extremadura y Sur de Portugal), Suez Agriculture apoya al agricultor en su apuesta por medidas complementarias que permiten ahorrar energía en el manejo del cultivo. Entre ellas, destaca una óptima gestión del riego de la finca, aportada mediante un sistema de riego inteligente, que optimiza el empleo de recursos productivos, incrementando la productividad por hectárea. A ello se une la posibilidad de utilizar energías renovables. La solar fotovoltaica se erige como la opción óptima, pues la tecnología actual permite la instalación de placas solares que abastecen la energía necesaria para el sistema de bombeo, reduciendo la factura eléctrica y, por lo tanto, los costes de la explotación. Todo ello, sumado al beneficio medioambiental que supone la instalación de esta tecnología, por el ahorro de consumo eléctrico, lo que contribuye a reducir la consiguiente emisión de CO2 a la atmósfera. La técnica actual permite implementar una planta solar fotovoltaica para cualquier superficie de cultivo, pudiendo impulsar varios miles de metros cúbicos de agua al año de forma autosuficiente.

 

Documentación y bibliografía:

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

http://www.agro-alimentarias.coop/ficheros/doc/05975.pdf

https://www.interempresas.net/Horticola/Articulos/247627-La-superficie-de-cultivo-de-pistacho-en-Espana-aumenta-un-30-por-ciento-en-un-ano.html

http://www.qcom.es/alimentacion/reportajes/la-cosecha-del-pistacho-bate-records_28540_2_31395_0_1_in.html

https://www.atlasbig.com/es-es/paises-por-produccion-de-pistacho

https://www.agrodigital.com/wp-content/uploads/2020/03/pistachosespanac.pdf

https://www.infosalus.com/nutricion/noticia-beneficios-salud-comer-pistachos-20170226083332.html

https://www.iagua.es/noticias/junta-andalucia/andalucia-anuncia-3716-millones-euros-mas-ayudas-modernizacion-regadio

Más Información

Rellena el formulario para obtener más información. Nos pondremos en contacto contigo.