Sistemas de riego inteligente para optimizar el uso del agua

Sistemas de riego inteligente para optimizar el uso del agua

Con el objetivo de asegurar la sostenibilidad y la rentabilidad para el empresario agrícola, la división de Agricultura de SUEZ lleva años trabajando en la personalización de soluciones integrales eficaces para paliar los efectos del cambio climático en la agricultura, así como para aumentar la rentabilidad de las explotaciones agrícolas. 

 

Históricamente, el sur de la Península Ibérica es uno de las zonas que mayor estrés hídrico padece. Esto se debe a que las épocas de mayor necesidad de insumos de agua se producen en temporadas en las que ésta es menos abundante, especialmente por la escasez de precipitaciones. Esta situación se ha agravado por la crisis climática que padecemos a nivel global, especialmente en las zonas del sur donde la situación de estrés hídrico es más severa. Es por ello que el equipo de expertos en Agricultura de SUEZ también trabaja en el desarrollo de soluciones integrales de riego inteligente, entre las que podemos encontrar numerosos casos de éxito, como el proyecto desarrollado en la finca de Bota Cerva en el sur de Portugal.

 

Los propietarios de esta finca no explotaban el terreno con fines comerciales debido a que se encuentra en la zona de nuevos regadíos del embalse del Alqueva, por lo que decidieron confiar en la experiencia de SUEZ para iniciar su actividad y emplear el sistema de riego más eficiente para rentabilizar al máximo la producción de olivar.

 

Teniendo en cuenta la situación de estancamiento o descenso en los precios de productos agrícolas en la que se halla el sector, se hace imprescindible la búsqueda de cultivos de alta rentabilidad, maximizar las producciones y reducir los costes de producción. Además, tanto los mercados nacionales como internacionales a los que van dirigidas las producciones demandan cada vez más productos sostenibles, con lo que la optimización del uso de los recursos productivos se hace imprescindible.

 

Tras evaluar las condiciones particulares de la finca, el equipo de expertos de SUEZ asesoró, diseño e implementó el sistema de riego óptimo teniendo en cuenta tanto las características de la finca como el objetivo de rentabilizar al máximo su explotación. Es por ello que el proyecto se desarrolló en 2 fases (137 Ha + 50 Ha) y siguiendo un modelo de cultivo de olivo en superintensivo a marco de 4 x 1,5 m. Por este motivo, el sistema de riego ha demostrado ser el más eficiente a la hora de aplicar los insumos necesarios en el cultivo como el agua, energía y fertilizante y tiene una eficiencia en el uso del agua de un 95% aproximadamente. 

 

La finca riega desde el embalse del Alqueva y sus unidades de riego han sido establecidas según los óptimos parámetros de diseño hidráulico y agronómico, lo que permite establecer el momento, la frecuencia y el tiempo de riego óptimos en función de las características particulares del suelo, clima y cultivo existentes en cada una de las partes de la finca. Además, el diseño se ha realizado para cubrir las necesidades hídricas diarias del cultivo. Hay 8 turnos de riego establecidos. El sistema de riego empleado es goteo con dos laterales de riego por línea de plantación con goteros de 2 l/h de caudal distanciados 75 cm. 

 

Las instalaciones de riego están formadas por el equipo de bombeo, equipo de filtrado, equipo de fertirrigación, red de riego, automatismo y todos los elementos de control necesarios. Además, se ha realizado la preinstalación para la alimentación energética del equipo de bombeo con energía solar fotovoltaica para cuando se realice su instalación, que optimizaría el uso de energía para el bombeo y favorecer el uso de energías renovables.

 

Adicionalmente está previsto el uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación como sensores de humedad e imágenes satelitales para llevar a cabo una programación optima del riego.

 

Con todas estas actuaciones, se conseguirá un uso más limpio y eficiente de la red de riego y una rentabilidad por Ha y una mejor calidad de las producciones.  Aunque en el caso de esta finca la financiación no fue necesaria, SUEZ ofrece a las empresas agrícolas financiación a medida para poder a llevar a cabo los proyectos de transformación y mejora de las explotaciones. Un servicio integral llave en mano que abarca todos los servicios necesarios para la transformación de la finca, desde el diseño y mejora del riego, la financiación, la gestión diaria de la finca o la transformación del cultivo para rentabilizar cada fruto. Con SUEZ, producir más con menos es posible.

 

La FAO estima que la producción de alimentos deberá incrementarse al menos un 70% para el año 2050 para poder alimentar a los 9.700 millones de personas que se espera vivan en el mundo en ese año. Sin embargo, los recursos son ya limitados y debemos asegurar la protección del medio ambiente, un gran reto que requiere de soluciones inteligentes y eficientes. En este contexto, se hace necesario preparar la agricultura y modernizarla para que sea capaz de hacer frente a los grandes retos que plantea la crisis climática que atravesamos.