Transformar la explotación en un cultivo rentable, al alcance de la mano con Suez Agriculture

Transformar la explotación en un cultivo rentable, al alcance de la mano con Suez Agriculture

La agricultura, manejada desde un punto de vista sostenible, posee un gran potencial para revitalizar los paisajes rurales, generar crecimiento inclusivo en los territorios más desfavorecidos y para lograr un cambio positivo en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Las empresas que se dedican de forma directa o indirecta a la agricultura no pueden permanecer impasibles o al margen de esta situación, sino que han de asumir un papel protagonista y convertirse en herramientas que impulsen este cambio de estrategia, en beneficio del conjunto de la sociedad.

Suez Agriculture, como especialista en la gestión, el desarrollo y el seguimiento integral de proyectos agrícolas, trabaja en armonía con esta filosofía empresarial. Para ello, ha puesto el foco en el impulso de los cultivos de alto valor añadido, con el objetivo de caminar de la mano de los agricultores en su propósito de obtener los mejores ratios de productividad y rentabilidad, con cuadros de amortización realistas y factibles, volcándose en todas y cada una de las fases del proyecto, desde los análisis previos del suelo, la vegetación, el clima y el agua para riego, pasando por los trabajos de preparación del terreno, hasta la plantación de la forma más óptima posible, con materia prima certificada, el diseño de un sistema de riego personalizado, así como el acompañamiento y asesoramiento posteriores.

Ante este amplio abanico de servicios integrales, el feedback del agricultor no puede ser más positivo. Se siente respaldado desde el primer minuto a la hora de tomar decisiones de carácter técnico, que requieren un elevado grado de experiencia, además de recursos humanos y tecnnológicos suficientes para que todo salga dentro de los parámetros previstos. Además, ante cualquier imprevisto, Suez Agriculture se hace cargo sin coste adicional, un aspecto que los productores valoran enormemente, pues no les altera las tablas de amortización ni les obliga a endeudarse o tomar decisiones que puedan desviar el rumbo óptimo de la explotación.

Suez Agriculture asesora y respalda al agricultor para que dé un salto cualitativo en su actividad, en la necesaria búsqueda hacia una mayor competitividad de sus cultivos en el mercado para obtener un precio final que le permita sobrevivir en un entorno de creciente competencia y presión a la baja en las cotizaciones.

Se trata de un reto acuciante, cada vez mayor en los últimos años, y que está suponiendo las asfixia económica para muchos productores. Más aún, teniendo en cuenta lo que se avecina a corto plazo, con los cambios que se prevén en las directrices de la nueva Política Agraria Común (PAC), lo que, a la postre, puede terminar expulsando a muchos productores que, hasta ahora, se encontraban acostumbrados a vivir en una zona de confort, sin asumir apenas mejoras en sus explotaciones y con la vista puesta en la jubilación, lo que se traduce en otra barrera para garantizar el relevo generacional. En la mayoría de los casos, el agricultor procede de cultivos extensivos de escaso valor añadido en origen, que requieren un bajo nivel de tecnificación, como el cereal, el maíz, el girasol, las leguminosas y los cultivos forrajeros.

Este cambio de mentalidad puede suponer un paso adelante muy importante dentro del sector primario español, donde queda mucho margen de mejora en muchos territorios. En ese sentido, Navarra aún cultiva 142.500 hectáreas de cereal en secano; La Rioja, 36.500; Aragón, 624.000; Cataluña, 220.000; Castilla-La Mancha, 1,18 millones; la Región de Murcia, 43.700; Extremadura, 199.000; y Andalucía, 557.000, lo que significa un potencial de algo más de 3 millones de hectáreas de cereal cultivadas en régimen de secano, en unos territorios con un gran potencial de desarrollo para la producción de almendro, pistacho y olivar en regadío, de la mano de un único interlocutor experto como Suez Agriculture.

A esta superficie se suman otras 800.000 hectáreas de leguminosas en estas zonas geográficas, principalmente, leguminosas en grano, girasol, maíz forrajero y cereal en verde. Además, estas comunidades autónomas aglutinan casi 500.000 hectáreas de cultivos de viñedo en secano, 1.776.000 de olivar para almazara y 129.000 para aceituna de mesa; y 15.800 hectáreas de otros cultivos leñosos, sobre todo, algarrobo. En conjunto, suponen otras 3.220.000 hectáreas, que sumadas a las anteriores, ponen de relieve que estas zonas (Andalucía, Extremadura, Región de Murcia, Castilla-La Mancha, La Rioja, Aragón, Cataluña y Navarra) disponen de 6 millones de hectáreas con unas condiciones favorables para dar el salto hacia proyectos de mayor valor añadido, apostando por la tecnificación y el regadío. Sólo tienen que llamar a la puerta de Suez Agriculture y la posibilidad se convertirá en realidad.

Fuentes bibliográficas:

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

http://www.fao.org/3/i9900es/I9900ES.PDF

https://www.pwc.es/es/publicaciones/assets/informe-sector-agricola-espanol.pdf